El respeto al entorno y al medio ambiente es una prioridad y referencia en la gestión de la Finca El molino Blanco.
El río Múrtiga atraviesa la finca, unos metros después de su nacimiento, por lo que es nuestra responsabilidad conservar la ribera en óptimas condiciones para el disfrute de quien nos visita y aquellos que convivirán con el río, a lo largo de 80 kms, hasta su desembocadura en el Alentejo Portugués.
El arado, abonado, siembra y recolección de los 3000 m2 de huertas de la finca siguen un sistema tradicional y 100% ecológico, resultado de años de experiencia acumulada por varias generaciones. Respetamos lo que la tierra nos da y preferimos calidad a cantidad.
Las verduras de la finca son extraordinarias y suponen una experiencia única para quienes no tienen la suerte de probar alimentos 100% ecológicos, recogidos por ellos mismos minutos antes. Además, una vez envasados artesanalmente al vacío en casa, conservan sus características de color y sabor durante meses.
De igual manera, tanto el trabajo diario de alimentación, limpieza del entorno y ejercicio de los animales ( cerdos 100% ibéricos y gallinas ) como la garantía de calidad ecológica de sus productos, huevos y carne y derivados ibéricos, suponen otro añadido más al visitarnos.